Coronavirus en EE. UU.: Cómo Seattle logró aplanar la curva por COVID-19 con ciencia y tecnología

66

La triste noticia de las primeras muertes por COVID-19 en Estados Unidos, se reportó en las cercanías de Seattle, en el estado de Washington. Se trataba de una residencia de mayores, donde 35 ancianos murieron víctimas de la pandemia mundial. Meses después, la ciudad –y el Estado de Washington- ha logrado aplanar la curva en contraste con el trágico escenario que se vive en la ciudad de Nueva York. ¿Cómo lo lograron? Gracias a que el liderazgo necesario para afrontar la crisis pasó del terreno político al terreno de las ciencias.

Mientras que, en Nueva York, las intervenciones del gobernador Andrew Cuomo tienen lugar a diario en la televisión; en Washington, los científicos del equipo local de salud pública encabezado por el doctor Duchin, se encargan no solo de la investigación del virus, sino también de la comunicación con los ciudadanos. Las recomendaciones básicas del lavado de manos y el distanciamiento social fueron escuchados por los habitantes de Seattle con responsabilidad. La BBC mundo considera que esta fue una estrategia local con éxito para abordar la pandemia.

Según el documento publicado recientemente por el Institute for Disease Modeling, el distanciamiento social y el descenso de la movilidad frenaron los contagios por COVID 19 en el condado de King, donde se encuentra Seattle. Así mismo, señaló, según los datos recolectados por sus investigadores, que la mayoría de los habitantes de la ciudad evitaban las aglomeraciones y elegían quedarse en casa.

El gobernador del estado de Washington, Jay Inslee, declaró en rueda de prensa que “Los residentes de Washington tomamos decisiones mirando a los datos y la ciencia, no nos asusta (…) Lo hemos hecho con nuestra forma de abordar el cambio climático y lo hemos hecho al construir una economía basada en la alta tecnología”.

De esta manera se hizo referencia a los dos gigantes tecnológicos de la región, Microsoft y Amazon, que durante la primera semana del brote pidió a sus empleados que trabajaran desde casa, seguido por otras compañías del mismo rubro. BBC Mundo resalta que Seattle es un gran centro tecnológico, debido a que gran parte de sus habitantes trabajan en el sector de la tecnología, factor que facilitó las posibilidades del trabajo remoto y con ella las del confinamiento social.

Queda mirar el futuro con cautela, según los funcionarios de Seattle, para reactivar la vida en la ciudad.

 

Por Grecia Ochoa.