COVID-19 y sus repercusiones en las exportaciones al mercado chino

103

Diana Pita, Consejera Económica Comercial del Perú en China en entrevista exclusiva para Bilateral Noticias, nos comenta sobre la situación actual del mercado chino, el futuro de las exportaciones de los productos peruanos a uno de los países que concentra nuestra mayor cantidad de envíos al exterior y las repercusiones que ha ocasionado la Covid-19.

En estos tiempos de pandemia y cierres de fronteras, por la Covid-19, ¿cómo ha sido el comportamiento de las exportaciones peruanas?

En los primeros cuatro meses del año las exportaciones agrícolas del Perú hacia el mundo han superado los 1 800 millones USD. En el rubro agrícola, los primeros tres meses de este año, se triplicaron las exportaciones de palta hacia el mundo, convirtiéndonos en el segundo mayor exportador de palta a nivel mundial.

No obstante, es muy importante destacar el caso de la agroexportación, que no se detuvo y a pesar de las limitaciones logró beneficiar a toda la cadena de agricultores, transportistas, embaladores, exportadores.

En el caso de China, las exportaciones no tradicionales peruanas venían de registrar un repunte de 28% en 2019, lideradas por los productos pesqueros y agrícolas.

Por ejemplo, hasta marzo de 2020 las exportaciones de palta fresca hacia este país asiático crecieron 79.8% en relación al mismo periodo de 2019.

A partir de abril, debido a las medidas de cuarentena, las exportaciones peruanas en general tuvieron que adaptarse a las nuevas reglas de juego, lo que ocasionó declives en varios sectores.

¿Cuáles son los productos que han seguido exportando y qué posibilidades hay de crecimiento?

Los diferentes sectores han continuado registrando exportaciones hacia China, aunque en niveles inferiores a los reportados en años anteriores, en respuesta a la contracción de la demanda y las limitaciones en la producción de oferta.

Sin duda el rubro de súper alimentos es el de mayor potencial de mercado en esta coyuntura del Covid-19. El consumidor prefiere productos ecológicos, sostenibles y saludables. Los alimentos de alto valor nutritivo son especialmente valorados y requeridos (por ejemplo, granos andinos y frutas con vitamina C), para fortalecer el sistema inmunológico de la población.

La quinua en grano y procesada tiene gran potencial de mercado, su acceso al mercado se concretó hace apenas unos meses y se espera que su volumen de exportación hacia China vaya en aumento.  Los alimentos listos para consumir como la quinua en preparaciones con salsas o pre-cocidas también tienen oportunidad, pues incluso después del retorno a las labores, el público es algo renuente a comer en restaurantes, y no contará con suficiente tiempo para preparar sus alimentos en casa.

Los productos hidrobiológicos como el langostino también gozan de demanda en China, en particular los de origen seguro y sostenible.

En este escenario post Covid -19, resultará clave que el Perú se posicione como un proveedor confiable, de alimentos seguros variados y nutritivos para China, que contribuyan a mejorar su salud y elevar su bienestar general.

¿Sin duda la recuperación económica de China es importante para el Perú, pues es uno de nuestros principales mercados?

China sigue siendo nuestro principal destino de exportaciones, supone más del 25% de nuestros envíos totales al exterior. Las exportaciones no tradicionales peruanas hacia China han crecido de manera sostenida a una tasa mayor al 30% en los últimos años.

Por otro lado, la recuperación de China se viene dando de manera gradual, en cuanto a consumo, niveles de inversión y producción industrial. La producción manufacturera subió a 50.7 en abril, ingresando en una fase expansiva. El PIB se ha contraído más de 6% en el primer trimestre. En cuanto a comercio exterior, sus exportaciones crecieron 3.5% en abril, mientras que las importaciones disminuyeron 14.2%. La reactivación es sostenida, aunque tomará algunos meses más.

El repunte de la economía y demanda chinas dependen de una serie de factores no solo internos sino también externos como la situación económica en Occidente.

La recuperación de China contribuirá a impulsar la reactivación peruana, en particular de las exportaciones no tradicionales, con valor agregado. Esto último tomando en cuenta que China se plantea una estrategia de recuperación basada en el impulso a su consumo interno, elevar el bienestar y calidad de vida de su población, teniendo como base a la tecnología y la sostenibilidad.

El gobierno chino ha declarado su intención de incrementar el flujo de productos importados y continuar reduciendo los aranceles y otras restricciones no arancelarias, lo cual representa una buena oportunidad para los productos peruanos más competitivos.