Chile aplica cuarentena obligatoria total en Santiago tras alarmante registro de casos por COVID-19

66

Un alarmante registro de un aumento del 60% de contagios en un solo día.

El gobierno de Chile ha decretado cuarentena obligatoria total en la provincia de Santiago, capital del país, a partir del día viernes 15 de mayo tras registrar 2,660 casos de COVID-19 en un solo día, el mayor número de contagios desde que llegase la pandemia, así lo anunció Jaime Mañalich, ministro de Salud de Chile. “En realidad la batalla de Santiago es la batalla crucial en la guerra contra el coronavirus”, indicó. La cifra significa un aumento del 60% de los contagios en un solo día.

La decisión entró en vigencia y afecta también a otras comunas aledañas a la capital. De acuerdo con el ministro Mañalich, la medida afectará a unos ocho millones de personas, lo que corresponde al 42% de la población total de Chile, además se bajó de 80 a 75 años la edad de los adultos mayores que están sometidos a cuarentena obligatoria en sus domicilios, sin importar la comuna donde vivan.

Se trata del mayor confinamiento establecido en este país desde el inicio de la pandemia, cuyas medidas han sido calificadas por la autoridad sanitaria de “extremadamente duras”.

“Significan un sacrificio, tienen efectos adversos muy importantes y lo relevante es que estas medidas sean respetadas al máximo de lo posible para que produzcan su impacto en el más breve plazo posible”, agregó.

Riesgo en el sistema de salud

Chile lleva más de diez días de alza sostenida de sus casos críticos. Esto ha generado una preocupación entre los expertos por un eventual colapso de su sistema de salud. En días anteriores, el ministro ha afirmado que “no hay sistema de salud que pueda tolerar una demanda extrema”.

La decisión de decretar la cuarentena en gran parte de la población tiene como objetivo “evitar el riesgo de que más personas sean hospitalizadas”, dijo Mañalich.

Sebastián Piñera, presidente de Chile, manifestó que las próximas semanas serán las más “difíciles”, además afirmó que el país enfrentará el “mayor desafío sanitario en muchas décadas”.

La nueva decisión del gobierno se da solo semanas después de que se hablara de una “nueva normalidad” que quería ser establecida en el país. El plan incluía el retorno al trabajo presencial de funcionarios públicos, la reapertura de centros comerciales y el regreso a clases escolares, entre otras cosas.

Sin embargo, las medidas fueron entonces cuestionadas y calificadas de “arriesgadas”.