Corea y sus políticas económicas para hacer frente a la crisis mundial

97

La oficina de Finanzas para el Desarrollo del Ministerio de Economía y Fianzas (MOEF) de Corea del Sur en colaboración con el Ministerio de Defensa, el Ministerio del Interior y Seguridad, el Ministerio de la Tierra, Infraestructura y Trasporte, el Ministerio de PYMES y la Administración del Personal Militar, elaboraron el documento COVID-19, Tiempo de Prueba para la RESILIENCIA en la recuperación frente al COVID-19: Experiencia coreana, publicamos la parte que se refiere a creación de políticas y el impacto en la economía coreana.

Creación de políticas

Debido a la pandemia del COVID-19, se espera que la economía mundial experimente una depresión económica mayor de la prevista. Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), se espera que la economía mundial crezca a -3%, mientras que el volumen de comercio mundial también crezca a -11%, lo que genera preocupación por tratarse de una recesión económica como ninguna otra en la historia. Al respecto, los cambios en las condiciones económicas internacionales, como la caída en el volumen del comercio mundial y las actividades transfronterizas limitadas, tendrán un impacto inmenso en la economía coreana, que depende en gran medida de los factores externos.

El gobierno coreano planea fortalecer su política en asuntos económicos internacionales enfocándose en mantener las capacidades de exportación, compartiendo los programas de prevención y tratamiento del COVID-19 del país para fortalecer y expandir la cooperación con los países extranjeros, construyendo asociaciones bilaterales más fuertes con otros países y preparándose para la era post COVID19. Al responder de manera preventiva y gestionar varios factores externos, el gobierno apoyará a las empresas en sus actividades de exportación y expansión en el extranjero.

Al mismo tiempo, el Banco Mundial advirtió que, si el consumo y la inversión no se recuperan rápidamente después de la pandemia, los países en desarrollo pueden enfrentar una recesión económica aún mayor. El Banco Mundial predice que la producción de los países en desarrollo este año disminuirá por primera vez desde 1960 en un 2%. El gobierno coreano planea fortalecer el apoyo estratégico para los países en desarrollo que se espera enfrenten dificultades económicas y continúen construyendo asociaciones con estos países. Corea lo hará apoyando proyectos relacionados con la salud en países en desarrollo, suspendiendo los pagos de la deuda para países de bajos ingresos y aumentando drásticamente la AOD para los países incluidos en las nuevas políticas del norte y sur de Corea.