La OIM hace un llamado urgente de fondos por cantidad de casos de COVID-19 en América del Sur y cómo afecta a los migrantes

141

A la fecha, América del Sur cuenta con 563.550 casos COVID-19 según la OMS, esta cifra representa el 87% del total de los casos en América Latina. Brasil encabeza dichas cifras, mientras que, en el resto del mundo, solo los Estados Unidos y la Federación de Rusia cuando con una cantidad mayor de casos registrados.  América del Sur ocupa así el tercer lugar con casos confirmador de COVID-19, en el mundo.

Ante esto, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) lanzó, el 22 de mayo, un llamado urgente solicitando 21.2 millones de dólares para contener el impacto de la pandemia sobre la población migrante más vulnerable en sus países de acogida: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. Hay cerca de 10 millones de migrantes en América del Sur, el 80% de estos, son migrantes intrarregionales, siendo la migración desde Venezuela la más importante por su gran número.

Las medidas restrictivas que se han tomado en América del Sur también ha significado un gran impacto negativo para las personas migrantes, muchos han perdido sus empleos, sus remesas y sus posibilidades de retorno se han visto seriamente afectadas, esto ha aumentado sustancialmente su vulnerabilidad. Además, no solo enfrentan una amenaza grave a su salud, sino que también están sometidos a desafíos socioeconómicos, así como peligros de sufrir exclusión y estigmatización. Por eso, el Plan Estratégico de Preparación y Respuesta (SPRP) para América del Sur, es una respuesta integral a las problemáticas sanitarias y el impacto socioeconómico a largo plazo de la pandemia. Ahora, apunta a luchar contra la desinformación que genera sentimientos en contra de las personas migrantes, la estigmatización y la xenofobia.

“Se necesita contar con fondos para poder ofrecer respuesta a la COVID-19 en una región que ya está enfrentando el flujo de refugiados y migrantes de Venezuela, una de las mayores crisis de desplazamiento externo de todo el mundo”, señaló Adriana Escariz, Directora Regional Interina del OIM para América del Sur.

El plan regional para América del Sur, por la OIM, cuenta con 4 principales ejes a nivel comunitario, nacional y regional:

  1. Asegurar una respuesta informada, bien coordinada y oportuna, por medio de sistemas de seguimiento de la movilidad y el fortalecimiento de las estructuras de alianza y de coordinación establecidas en los niveles comunitario, nacional y regional.
  2. Contribuir en los esfuerzos de preparación y respuesta mundial, nacional, regional y comunitario ante la COVID-19, para reducir la morbilidad y mortalidad asociadas.
  3. Asegurar el acceso de las personas afectadas a los servicios y comodidades básicas, en especial de aquellos que se encuentran en condiciones de mayor vulnerabilidad, incluyendo en esto los cuidados de la salud, la protección y los servicios sociales.
  4. Brindar apoyo a los socios internacionales, nacionales y locales para poder ofrecer respuesta a los impactos socioeconómicos de la COVID-19.

El documento puede descargarse aquí: https://www.crisisresponse.iom.int/sites/default/files/appeal/documents/IOM%20South%20America%20Regional%20Strategic%20Preparedness%20and%20Response%20Plan%20COVID-19.pdf