Consulés extranjeros en Perú

Presos extranjeros ahora podrán purgar condena en sus países

262

Cónsules de diversos países de América Latina y Europa se reunieron con la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Ana Teresa Revilla Vergara, le expresaron su beneplácito y expectativas por la aplicación del Decreto de Urgencia N.° 018-2020, norma que permite que personas extranjeras privadas de su libertad puedan cumplir las penas impuestas en sus países de origen. Con esta norma se beneficiarán 2,213 extranjeros.

Durante una sesión presidida por la titular del Minjusdh, los diplomáticos le agradecieron las gestiones realizadas para la aprobación de este decreto de urgencia que había sido largamente gestionada y esperada, y que fue publicado el pasado 24 de enero. Asimismo, plantearon su inquietud por los mecanismos que se utilizarán y las facilidades que tendrán para lograr el referido objetivo.

En la reunión, en la que también estuvieron presente el viceministro de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia, Daniel Sánchez Velásquez, y el jefe del Instituto Nacional Penitenciario (Inpe), César Cárdenas, la ministra Revilla explicó que el decreto establece que para la aplicación del beneficio especial de salida del país se exonera a las personas extranjeras privadas de su libertad del pago de la reparación civil o los días multa, en caso de que el estado sea el agraviado.

La titular del Minjusdh explicó que cuando los agraviados son el Estado y particulares, solo se exigirá el pago o la garantía de la reparación civil a favor del agraviado particular. En ningún caso, el Estado renuncia al cobro posterior de los montos que fue retirado como requisito.

Revilla insistió en que esta disposición legal se da como parte de la declaración de emergencia de los penales del país.

A la reunión asistieron los cónsules de Argentina, Bolivia, Colombia, Ecuador, España, República Dominicana, entre otros diplomáticos latinoamericanos y europeos.

El jefe del Inpe informó que el decreto de urgencia beneficiará a 2,213 extranjeros privados de su libertad, que purgan condena en los diversos establecimientos penitenciarios del país.

La mayoría son de Venezuela (687), Colombia (593), México (224), Ecuador (129), Bolivia (123), además de otros; de Europa se encuentran España (55), Italia (27) y Reino Unido (12), entre otros.