Bernie Sander apoyará la candidatura de Joe Biden a la presidencia de EE.UU

157

Lo que sucede en Estados Unidos es sin duda, importante para el resto de países del globo. El Partido Demócrata, liderado por Joe Biden se alista para competir con Donald Trump, una de las figuras más cuestionadas de la política internacional, representante del Partido Republicano.

Tras haber anunciado el pasado miércoles el abandono de su carrera presidencial, el senador Bernie Sanders, anunció su apoyo a la candidatura del exvicepresidente Joe Biden como el aspirante demócrata para competir contra Donald Trump por la presidencia de Estados Unidos en las elecciones programadas para noviembre.

Apareciendo sorpresivamente en un livecast del ex vicepresidente norteamericano, Sanders dijo: “Hoy le pido a todos los estadounidenses, a cada uno de los demócratas, cada independiente, a muchos republicanos, que se unan a esta campaña para apoyar tu candidatura, que yo respaldo”. “Debemos unirnos para derrotar al presidente más peligroso de la historia moderna”, remarcó vía twitter.

Sanders es el último en sumarse al apoyo Biden de los excontendientes de la carrera por convertirse en candidato del Partido Demócrata a la presidencia. El senador por Vermont, explicó que reconoce que existen diferencias entre él y Biden, pero, aun así, apoyará su candidatura contra Trump. “Te necesitamos en la Casa Blanca. Haré todo lo que pueda para hacer que eso pase, Joe”, señaló.

Por su parte, Biden subrayó la importancia del respaldo de Sanders: “Te voy a necesitar, no solo para ganar la campaña, sino también para gobernar”. Además, abordaron sus puntos en común respecto a las necesidades de la economía y sus propuestas para educación, infraestructura y ayudas sociales.

Renuncia a la candidatura

El senador por Vermont se enfrentaba a Joe Biden para ser elegido como el candidato que se mediría con Donald Trump en las elecciones de noviembre. A pesar de que había iniciado con buen pie la carrera por la candidatura demócrata ganando las primarias celebradas en dos de los primeros cuatro estados: New Hampshire y Nevada, a partir de las votaciones del “Super Tuesday”, el 5 de marzo, comenzó a ceder terreno rápidamente ante la candidatura de Biden.

El miércoles 8 de abril, en un discurso transmitido en línea desde su hogar en Burlington (Vermont), confirmó la decisión de suspender su campaña y ya ese día había prometido “trabajar” con Biden para evitar que Trump logre la reelección.

“Hemos transformado la conciencia estadounidense acerca de en qué tipo de nación nos podemos convertir y hemos llevado a este país a dar un gran paso adelante en la lucha interminable por la justicia económica, la justicia social, la justicia racial y la justicia ambiental”, remarcó.