Corea del Sur y su apoyo en la implementación de centros de salud materno infantil en el Perú

145

La Agencia de Cooperación de Corea en Perú, Koica, viene trabajando desde hace muchos años en la construcción e implementación de centros de salud, los cuales hoy vienen siendo utilizados para la atención primaria, en entrevista para Bilateral conversamos con el Sud Director de Koica en Perú Seungbeom Kim para conocer el trabajo que vienen realizando.

Corea apoyó al Perú en la construcción e implementación de varios centros de salud materno infantil, los cuales ya se están atendiendo brindando un gran apoyo para la atención primaria en el país ¿cuál es su reflexión sobre ello? Y ¿está en agenda seguir apoyando al sector salud?

Hemos trabajado fuertemente en el sector salud, prueba de ello están los 13 centros de salud y un hospital a escala nacional. Esos centros son para fortalecer los servicios médicos de atención en el primer nivel del sistema de salud de los beneficiarios del Seguro Integral de Salud (SIS).

Precisamente, el año pasado hemos inaugurado el centro de salud materno infantil de Pachacutec, en el distrito de Ventanilla, Callao, el cual beneficia a una población estimada de casi 130 mil habitantes de toda la zona de Pachacútec.

En el marco de la emergencia de la lucha contra el COVID-19, nuestro enfoque es darle mayor prioridad a este sector, apoyando a los hospitales que vienen trabajando para atender pacientes positivos, especialmente los construidos por KOICA, como el Hospital Santa Rosa Amistad Perú – Corea de la región Piura.

¿Puede hacernos una reflexión sobre la pandemia del COVID-19 y cómo ello ha cambiado la posición de los gobiernos frente a la cooperación internacional?

El COVID-19 ha marcado un antes y después en la mirada de los países a nivel mundial. Los gobiernos no estaban preparados ante tal crisis sanitaria, y aunque los protocolos establecidos por la OMS marcaron los lineamientos para el comportamiento de la población, cada país ha tomado decisiones trascendentales para hacer frente a la pandemia. Por ejemplo, en el caso de Corea, resaltan dos factores. En primer lugar, el uso de la tecnología para detectar y registrar casos rápidamente. En segundo lugar, el compromiso de la población para respetar las medidas dictaminadas por el gobierno y controlar la expansión del virus.

Este nuevo panorama representa desafíos en el ámbito de la cooperación internacional, marcando las pautas de un nuevo escenario global en donde prime el apoyo a las comunidades que más lo necesitan y mejorando la cultura de prevención.